Muchas veces nos ha tocado cambiar el calzado comprado. Esto conlleva un desembolso extra, tanto en tiempo como en dinero y energía. Por esta razón, es muy conveniente llevar la plantilla del calzado del interesado, de otra manera, también sirvirá un zapato plano como modelo. También, es aconsejable probarse los dos zapatos al realizar la compra, todos tenemos un pie mas grande que el otro, por lo general el derecho.